Windows To Go, para llevar tu sistema en una memoria USB y utilizar en varios equipos

Síguenos

Windows To Go, para llevar tu sistema en una memoria USB y utilizar en varios equipos


Con la llegada de Windows 8, una de las novedades que traía el sistema era la posibilidad de instalar el sistema operativo en una unidad USB y poder ejecutarlo en cualquier ordenador. Vamos a ver un poco más en detalle cómo funciona Windows To Go, para llevar tu sistema en una memoria USB y utilizar en varios equipos.

La gran ventaja de este sistema es que ni siquiera necesitamos que el equipo en el que vamos a ejecutar Windows 8 tenga licencia. Por lo tanto nos podemos llevar nuestra memoria, conectarlo en el equipo o portátil de casa y ponernos a trabajar como si estuviéramos en la oficina, con los mismos programas, entorno de escritorio, accesos directos, etc.

Requisitos necesarios para instalar y ejecutar Windows To Go


Unidades USB certificadas
Lo primero que debemos tener claro son los requisitos que necesitamos para crear portar el sistema a la unidad USB. Necesitamos la versión Windows 8 Enterprise, es decir, la que tienen cuando se compran licencias por volumen, por lo que quizás va más destinado a las grandes organizaciones que a las pequeñas o medianas.

Lo segundo que necesitamos es una unidad USB certificada por Microsoft para utilizar Windows to Go. Estas unidades están pensadas para trabajar con velocidades altas de lectura/escritura aleatoria y admiten las miles de operaciones de E/S de acceso aleatorio por segundo necesarias para ejecutar cargas de Windows normales sin problemas. Y esto es un problema porque no hay tantas que se distribuyan en España. Además debe tener como mínimo 32 GB de espacio. Su precio está cercano a los 100 € dependiendo del modelo.

Además de todo esto necesitaremos tener en nuestro equipo una imagen de Windows 8 Entrerprise, ya sea en un DVD o como imagen ISO en nuestro equipo, opción que es más rápida. Después el proceso es muy sencillo, basta con ejecutar Windows To Go que nos pedirá la unidad donde queremos instalar, la imagen del sistema que queremos instalar y después decidir si vamos a cifrar o no la unidad, algo muy recomendable. Nuestros compañeros de Xataka Windows os enseñan como hacerlo paso a paso.

Seguridad de Windows To Go


Configuración
Además del cifrado por BitLocker de la unidad tenemos que considerar que Windows To Go tiene otras medidas de seguridad. Por ejemplo, al conectar y arrancar la unidad en un equipo, se desactivan los discos duros del equipo, de manera que no se puede traspasar información entre USB y el propio equipo.

Tampoco tendrá acceso a la tienda de Windows, por lo que el usuario no podrá instalarse aplicaciones sin control de la empresa. Se instala el sistema y los programas que se van a utilizar y nos olvidamos de instalaciones no autorizadas por parte de los usuarios, así como de la contaminación de software por parte de archivos alojados en equipos externos donde ejecutamos Windows To Go.

Por último, dispone de Trusted Boot y en caso de que lo saquemos del puerto antes de acabar una sesión, es capaz de recuperar el estado del escritorio si la volvemos a introducir antes de un minuto. En caso contrario, apaga el equipo en el que estaba conectado, de manera que igualmente no podemos pasar información

Algunas dudas e inconvenientes del modelo


Aplicaciones de Windows 8
Es cierto que podemos utilizar Windows To Go en casi cualquier tipo de equipo. Los requisitos técnicos mínimos son procesador de 1 Ghz, 2 GB de memoria RAM, tarjeta gráfica que admita DirectX 9 con WDDM 1.2 y un puerto USB 2.0. En todo caso se trataría de un equipo de gama media alta, relativamente moderno. En todo caso los dispositivos que pueden ejecutar Windows 7 podrán hacerlo sin problema.

Las dudas que me surgen tienen que ver con el trabajo en dominio o las unidades de red y programas que se ejecutan y deben guardar la información en la base de datos centralizada. Podemos ejecutar Windows To Go en un equipo de la oficina y trabajar con normalidad, pero en casa no nos identificamos contra un dominio, no tenemos las unidades de red o acceso a la base de datos.

Por lo tanto en estos casos quizás el modelo de conexión mediante Terminal Server a los equipos de la oficina siga siendo una mejor opción. Por otro lado tengo mis dudas respecto a la velocidad con la que puede mover el sistema, la velocidad de arranque, etc.

Considero que puede ser una buena opción para usuarios que trabajan en movilidad. También para facilitar el BYOD, donde el usuarios puede trabajar con su propio equipo y la empresa le facilita el entorno de trabajo con Windows To Go. Como ventaja, el sistema permite mejorar la productividad, al trabajar en cualquier equipo con el mismo entorno.

Más información | Microsoft
En Tecnología Pyme | Seis características que hacen a Windows 8 Pro indispensable en la empresa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios