Sigue a Tecnologiapyme

Windows 7 o Windows 8: Retos tecnológicos de la empresa en 2013


Si ayer hablábamos de la renovación del hardware en los retos tecnológicos que deben afrontar las empresas en 2013, hoy vamos a tocar el segundo aspecto que en muchos casos va unido de forma indisoluble, a no ser que dispongamos de licencias por volumen para utilizar en los nuevos equipos, nos tocará elegir entre Windows 7 o Windows 8.

Para muchas empresas la elección está muy clara, Windows 7, un sistema que ya lleva tiempo en el mercado, que se ha demostrado muy estable y que no representa una ruptura demasiado grande con Windows XP desde el que muchos darán el salto, y menos aún desde Windows Vista. Hasta la propia Microsoft ha recomendado a las empresas que continúen con la migración a Windows 7 en lugar de utilizar Windows 8.

¿Se puede ser productivo con Windows 8


Una de las principales críticas que se le hacen a Windows 8 es que es un sistema de tablets que es incómodo de utilizar en equipos de sobremesa. Lo cierto es que tampoco supone un problema, es más bien una ventaja para algunas cuestiones, como podría ser el uso desde dispositivos táctiles o conexiones remotas a equipos de escritorio desde estos dispositivos. Después, el escritorio clásico sigue estando dentro de Windows 8 y trabajaremos mayoritariamente en el mismo, sin mayores inconvenientes.

Pero es que también el rendimiento de Windows 8 es realmente bueno y necesita menos recursos que Windows 7, de manera que incluso salimos ganando en este aspecto. Otras cuestiones como la pantalla dividida, nos pueden ayudar a aprovechar mejor las pantallas panorámicas y ser más productivos con ellas.

Dos aplicaciones para Windows 8 en pantalla dividida

Por otro lado, tenemos la cuestión de la adaptación de los usuarios. En este sentido, si hemos trabajado con Windows y aprendemos los cuatro trucos del sistema, uso de esquinas o manejo de aplicaciones Windows 8, no durará más allá de una semana para las rutinas diarias.

Aprovechar ofertas y alagar tiempo de soporte


Otra de las ventajas que pueden decidir a las empresas para elegir Windows 8 antes que Windows 7 son las ofertas de renovación de licencias. Hasta el próximo 31 de enero el precio de la renovación de licencia es de 29,99 €, aunque esta opción sólo es viable si ya tenemos un hardware adecuado. Si tenemos que adquirir equipos nuevos seguramente la salida del stock con Windows 7, nos supondrá una oportunidad.

Pero también el tiempo de soporte de Windows 8, tal y como están los plazos actuales nos será más rentable si adquirimos licencias de Windows 8. En este caso es interesante para las empresas que compran licencias por volumen, puesto que para licencias OEM, que van ligadas a la vida útil de hardware carece de importancia, ya que el equipo lo jubilaremos antes de que caduque el soporte de la licencia.

¿Hay espacio para otros sistemas operativos?


Respecto a otros sistemas operativos creo que cada vez tienen más espacio en la pyme. Sólo aquellas aplicaciones que están a programas a medida, aplicaciones propias desarrolladas para Windows XP en muchos casos, condicionan el uso de sistemas operativos Microsoft en las empresas.

El uso de aplicaciones en modelo SaaS y los equipos de propósito general abren la puerta a Linux y Mac en las empresas en el escritorio. Linux creo que tiene una buena oportunidad en las empresas más pequeñas, para realizar las tareas más habituales, sin embargo, las empresas no acaban de decidirse por este sistema y apuestan a seguro. Hoy por hoy, creo que Windows 7 seguirá siendo el rey en 2013, y no le erosinará gran cuota de mercando ni Linux ni Mac.

En Tecnología Pyme | Lo que me gusta de Windows 8 para la empresa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario