Sigue a Tecnologiapyme

<img alt=


En estos días una fotografía que se ha difundido a través de Twitter está causando sorpresa en algunos usuarios. Se trata de la imagen de un distribuidor oficial de Microsoft que ofrece el downgrade de Windows 8 a Windows 7 por 125$. Pero yo me pregunto, ¿tiene sentido un downgrade de Windows 8 a Windows 7 actualmente?

Un downgrade no es otra cosa que instalar en nuestro equipo un sistema operativo más antiguo que el que ya venía instalado en el mismo. Tiene sentido cuando se dan dos condiciones: por un lado ya no se venden licencias de dicho sistema operativo más antiguo y por otro el equipo que hemos comprado tiene licencia OEM, de las que tienen los fabricantes y van ligadas a la vida útil del hardware.

Downgrade de Windows Vista a XP

Esta bajada de versión de sistema operativo se hizo popular cuando apareció Windows Vista y dejaron de venderse equipos con Windows XP. Muchos usuarios no estaban contentos con el rendimiento que ofrecía Windows Vista y preferían pagar para volver al viejo, pero conocido Windows XP.

En el caso que nos ocupa, de las circunstancias anteriores no se da la primera. Todavía se encuentran en el mercado, y yo diría que casi de forma mayoritaria, equipos con Windows 7, frente a los pocos que tenemos con Windows 8. Claro que esta tendencia cambiará a lo largo del tiempo.

¿Qué pasará cuando dejen de vender equipos con Windows 7?


Cambios para encontrar algunas cosas
De momento Microsoft no ha comunicado la fecha en la que dejará de vender equipos con Windows 7. Cuando lo haga los fabricantes tendrán que sacar en dicho plazo el stock que les quede de equipos con dicho sistema preinstalados. Entonces Windows 8 será la única elección posible.

Para las empresas que no tengan licencias por volumen de Windows 7, es decir, aquellas que compramos e instalamos en los equipos que nosotros queramos, y que, por lo tanto, no van ligadas a la vida útil del hardware, tendrán que empezar a comprar equipos con Windows 8. La buena noticia es que la convivencia en un mismo dominio de equipos con ambos sistemas es buena.

¿Es rentable el downgrade?


Puede parecer que Windows 8 es un mal sistema operativo, que es complicado de manejar con un teclado y un ratón o que está pensado para trabajar con tablets, en lugar de equipos de sobremesa. Pero lo cierto es que aprendidas un par de reglas, el manejo de Windows 8 es sorprendentemente sencillo.

Al fin y al cabo podemos verlo como nuestro escritorio tradicional, donde la pantalla de inicio no sería más que nuestro escritorio con los accesos directos que nos interesan, sólo que ahora en un formato enriquecido que nos puede mostrar información sin necesidad de abrirlos.

El escritorio sigue estando allí. Funciona exactamente igual, sólo que cambia la pantalla de inicio. Por lo demás, el rendimiento es mejor que en Windows 7, tiene algunas medidas de seguridad extra que pueden ahorrar dinero a las empresas. No compensa pagar el precio de un downgrade por la falta de adaptación a la nueva pantalla de inicio, por lo menos en mi opinión.

En Tecnología Pyme | ¿Tiene sentido un downgrade de Windows 8 a 7? Microsoft lo ofrecerá a sus clientes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios