Sigue a

Prisioneros de nuestro ERP


La crisis económica tiene múltiples caras y afecta de muchas maneras a las empresas. Una de ellas es la merma de sus presupuestos para el departamento de informático, lo que impide adaptar los sistemas a las necesidades actuales de la empresa. De esta forma muchas empresas tienen la sensación de estar prisioneras de su ERP.

Porque los ERP (Enterprise Resource Planning) son uno de los programas con los que la empresa está menos conforme. En el mejor de los casos, el programa se renovó justo antes de la llegada de la crisis, pongamos en el 2008, pero de entonces a esta parte han pasado cinco años y nuestra empresa ha cambiado.

De esta forma estamos trabajando con una herramienta rígida, complicado de cambiar, que ya no responde de forma adecuada a las necesidades actuales de nuestra empresa. Y lo peor de todo es que no tenemos recursos para buscar una nueva herramienta. En estos casos se pueden buscar algunas soluciones intermedias:

  • Añadir alguna característica nueva o adaptar alguna de las ya existentes a las nuevas necesidades. La inversión siempre es menor en retocar una parte que en partir de cero.
  • Buscar un nuevo ERP en modalidad SaaS que se ajuste mejor a lo que buscamos ahora en un software de este tipo. Al tener que pagar por uso no tenemos que realizar un desembolso tan importante y puede crecer en caso de necesitarlo.

Puede parecer que cinco años no es tanto tiempo, pero si volvemos la vista atrás, lo cierto es que seguro que tu empresa ha cambiado mucho. Ha cambiado seguro en la forma de trabajar, en los productos o servicios que vende, etc. Todos nos hemos tenido que adaptar a la crisis, todos menos el ERP que permanece inalterable.

En Tecnología Pyme | Qué podemos hacer con nuestro ERP tras migrar de sistema operativo
Imagen | mconnors

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios