Síguenos

Estaciones de trabajo en las empresas, ¿están al límite de su vida útil?


Una de las estadísticas más tozudas de cambiar ha sido el del predominio de Windows XP entre los sistemas operativos. Y gran parte de la responsabilidad de su persistencia se achaca a las empresas. En muchos casos los equipos no se han renovado y es hora de echar un vistazo a las estaciones de trabajo en las empresas, ¿están al límite de su vida útil?

Se han dado unas cuantas circunstancias muy peculiares que han hecho que en muchos casos las empresas prolonguen la vida útil de los equipos mucho más allá de lo razonable. La primera de el fracaso de Windows Vista que nunca fue apreciado en el mundo de la empresa. A esto se une que justo el lanzamiento de Windows 7 coincide con el comienzo de la crisis económica, y el tercero, Windows XP sigue dando una buena respuesta a la mayoría de las empresas que lo tienen implantado.

Vista, el gran error de Microsoft

Podríamos decir, sin mucho riesgo de equivocarnos, que fue el fracaso de Windows Vista en las empresas. Es cierto que llegó a alcanzar cierta cuota de mercado, pero era más bien achacable al usuario de consumo. En muchos casos la empresa prefería pagar un extra para realizar un downgrade de versión a Windows XP cuando compraba equipos con este sistema operativo.

El segundo gran problema llega con el lanzamiento de Windows 7 en un momento económico en el que la crisis económica comienza a golpear a muchas empresas. Y en este caso, la empresa retrae inversión en tecnología y se vuelve más conservadora. Si a esto le unimos que la empresa siempre tarda un poco en adoptar estas novedades en los sistemas, nos adentramos mucho más en la crisis económica.

Pero también es una cuestión práctica. Las mejoras productivas que pueden suponer Windows 7 ya no son tan necesarias. Para muchas el volumen de negocio ha bajado considerablemente y ahora la respuesta de los equipos ya no es tan importante. No importa si el equipo arranca en dos minutos o tarda en ponerse en marcha seis o un parón en un equipo se subsana con facilidad al tener otros puestos de trabajo libres.

Source: StatCounter Global Stats – Operating System Market Share

Pero sobre todo porque en la mayoría de los casos las estaciones de trabajo con Windows Xp siguen funcionando de forma razonablemente bien. Por un lado se tiene mucha experiencia en el mantenimiento y optimización de este sistema. Por otro los equipos con un hardware menos potente pueden funcionar todavía con este sistema.

Además en muchos casos de averías de componentes que antes obligaban a sustituir a un equipo ya que no salía rentable sustituir una placa o un procesador, ahora se aprovechan los componentes de muchos equipos que están en desuso. El dos por uno sigue vigente en muchas empresas.

Conclusiones


Todas estas circunstancias hacen que Windows XP siga con una cuota de mercado todavía muy importante en muchas empresas. No se ve la necesidad del cambio en muchos casos. Pero es que además tampoco se aprecian las ventajas que puede suponer Windows 7. Las estaciones de trabajo que utilizan este sistema, en su mayor parte están al límite de su vida útil, sin embargo no supone un problema para la mayoría de ellas.

Todo esto hace que vayamos a ver cuatro sistemas operativos de Microsoft conviviendo, Windows XP, Vista, 7 y 8 cuyo lanzamiento se espera en un mes. Una alternativa más, que quizás si puede resultar atractiva para muchas empresas, sobre todo las que trabajan en movilidad.

En Tecnología Pyme | El coste de no migrar a Windows 7 según Microsoft
Imagen | tvol

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios