Sigue a

El coste de no migrar a Windows 7 según Microsoft


Cuando hablamos de la necesidad de migrar de versión de Windows, generalmente de Windows XP a Windows 7, normalmente se pone énfasis en resaltar que es un sistema operativo que tiene más de diez años y además que acaba su soporte dentro de menos de dos años. Pero Microsoft quiere explicar el coste de no migrar a Windows 7 desde XP para el mantenimiento de los sistemas y la productividad de los empleados.

Para ello han encargado un estudio a la consultora IDC para analizar riesgos, costes de productividad para el usuario y mantenimiento del sistema Windows XP frente a Windows 7. El estudio lo han llevado a cabo en nueve grandes organizaciones, por lo que quizás no sea aplicable a muchas pymes. La conclusión principal del estudio, en traducción libre, es que:

Muchas empresas que siguen utilizando Windows XP trabajan con un entorno más inseguro, expuestos a riesgos de seguridad y problemas de soporte, y están utilizando una gran cantidad de dinero para mejorar estos factores y administrar los equipos que podrían utilizar para modernizar sus equipos y sistemas

Costes de no migrar a Windows XP Costes de mantenimiento y productividad

El estudio encontró que mantener en funcionamiento Windows XP en las empresas tiene un costo hoy en día cinco veces superior a Windows 7. Los costes de mantenimiento van aumentando como es lógico a partir del cuarto año de vida de los equipos, mientras que la productividad del usuario va disminuyendo en un 23%. Según van pasando los años estos costes van aumentando sus porcentajes, mientras que en Windows 7 la curva es mucho más suave.

De esta manera creen que Windows 7 proporciona un claro retorno de la inversión y prepara a las empresas para el futuro. La migración entre Windows 7 y 8 será transparente, puesto que no se necesitará ni más hardware ni nuevas aplicaciones puesto que estas serán totalmente compatibles entre ambos sistemas. Pero el problema es que muchas empresas carecen de capacidad de inversión en estos momentos.

Creo que el problema en muchas organizaciones viene más por el hecho de tener que cambiar el hardware que el sistema. Si pudieran aprovechar los viejos equipos para el nuevo sistema el problema sería menor, pero en muchos casos los viejos equipos con poco más de 256 o 512 MB de memoria siguen activos en muchas empresas. Y esto hace inviable el cambio en la actual coyuntura económica. Además que para las pequeñas organizaciones no me parece que los motivos para el cambio sean tan importantes.

Más Información | Windows Blogs for Business
En Tecnología Pyme | Se acaba el tiempo de Windows XP

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios