Sigue a

Qué me ha gustado de Windows 2012 Server

Hace unos días comencé a probar Windows 2012 Server descargándolo en su versión de pruebas de la Web de Microsoft. Ya había probado la versión Windows 8 para equipos de escritorio y alguna que otra tablet, pero: Qué me ha gustado de Windows 2012 Server. Tiene aspectos realmente interesantes.

Pero no todo el monte es orégano, como dijo aquél. Hay aspectos relacionados con el hardware que aún deben subsanar. Da la sensación de que los chicos de Microsoft siempre proponen un reto para los fabricantes de servidores “obligándoles” a evolucionar a paso forzado para poder adaptarse a sus nuevos sistemas operativos.

Qué me gustó de la nueva creación de Microsoft

Quizás el impacto visual y la frase: “dónde está esto ahora”, fue lo más destacable cuando comencé a usarlo. Este sistema operativo nos muestra el contenido en baldosas horizontales en las que se puede hacer clic con el ratón o con el dedo sobre una pantalla táctil. Desaparece el botón de “Inicio” y, en su lugar, vemos una página inicial, “Start”, con aplicaciones agrupadas en baldosas.

El escritorio de toda la vida desde el cual accedemos a las carpetas de archivos, el disco duro, etc, es una baldosa más en la página de inicio, de forma que podemos cambiar entre el desktop tradicional y la página de aplicaciones, bien con el cursor del ratón o con atajos de teclado.

La idea detrás de este interfaz es unir los sistemas operativos a los que ya estamos acostumbrados en el móvil, con la experiencia tradicional de Windows en el pecé. El problema es la confusión inicial que genera utilizar teclado físico y ratón en un sistema operativo pensado para las pantallas táctiles.

Un aspecto que si me ha gustado mucho y que jamás pensé que me gustaría ha sido el hecho de que Microsoft haya incluido una barra desplegable en un lateral y en la parte inferior izquierda con la que, una vez abierta una aplicación, es posible regresar a la página de inicio, compartir contenido o buscar.

Conclusión

No se si es la sensación de decir: este sistema operativo tiene el nombre de una gran empresa pero da la sensación de que lo ha hecho una “startup”, o el hecho de la agilidad que ha mostrado, a pesar de necesitar un buen servidor, se puede probar sin problemas en una máquina virtual, eso sí, cuando estés probando Windows 2012 Server mejor que no hagas nada más porque requerirá toda tu máquina. En esta primera entrega sólo hemos hablado del aspecto físico, en la próxima trabajaremos con el sistema.

Más información | Microsoft
En Tecnología Pyme | Hola Windows Server 2012, ¿qué me traes a la pyme? I
Imagen | Jemimus

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios