Sigue a

Programas a pantalla completa, la mejor opción para focalizar nuestra atención


Uno de los motivos que pueden provocar la falta de rendimiento en nuestro trabajo son las interrupciones a las que nos vemos sometidos. Pongamos un ejemplo, tenemos que realizar un informe, contestar unos cuantos correos que tenemos en la bandeja de entrada, devolver un par de llamadas a clientes y además un par de tareas más. ¿Cómo nos organizamos para ser más efectivos? Lo mejor es olvidarnos de la multitarea y buscar centrarnos en lo importante. En este sentido, nos pueden ayudar los programas a pantalla completa, la mejor opción para focializar nuestra atención.

Se trata de programas que ocupan toda nuestra pantalla evitando que se muestre nada más. De esta forma no tenemos elementos de distracción que puedan hacer que nuestra atención se mueva de la tarea principal que estamos realizando a otras periféricas que tendríamos pendientes. Esto es importante sobre todo cuando trabajamos con grandes pantallas.

Trabajando sin distracciones


Trabajando con textos a pantalla completa
Si al programa a pantalla completa, que tanto puede ser un navegador web, como el programa de correo o simplemente un documentos de Word que necesitamos leer. No queremos que nada nos distraiga, y en este sentido ejecutar el programa a pantalla completa nos permite que nada de lo que no es importante en ese momento se interponga en nuestra capacidad de atención.

Son varios los sistemas operativos que permiten la ejecución de programas a pantalla completa. Entre ellos de los últimos en sumarse ha sido Windows 8 con sus aplicaciones adaptadas a la nueva interfaz, pero también con otras que se ejecutaban también en el escritorio clásico.

Sin notificaciones emergentes


Para terminar, una cosa que yo haría si queremos centrarnos aún más es desactivar las notificiaciones. Es cierto que normalmente no son de gran ayuda. Un pequeño elemento emergente que nos avisa de un correo nuevo, que nos muestra un nuevo mensaje en las redes sociales, etc.

Pero si lo que buscamos es focalizar nuestra atención, las notificaciones emergentes son un problema, ya que corremos el riesgo de dejar lo que estamos haciendo para atender aquello que acaba de llegar. Parece que lo inmediato fuera más urgente que lo que en este momento estamos haciendo justo en este momento.

Conclusión


Desactivando la pantalla completa
Tenemos que ser capaces de organizarnos de forma adecuada. Este es el primer paso. Eliminar las distracciones que dependen de nosotros. En este sentido, me han ayudado bastante los programas que se ejecutan a pantalla completa. Después hay cosas que no podemos controlar ya que dependen de factores externos.

No sólo nos van a ayudar estos programas. Tenemos muchos que nos pueden ayudar a centrarnos en una única tarea. Desde procesadores de texto, hasta extensiones para el navegador o algunos que nos ayudan a utilizar distintos métodos de trabajo para organizarnos mejor. Pero el primer paso debemos darlo nosotros.

En Tecnología Pyme | Pantalla dividida de Windows 8, ¿mejora o pérdida de la productividad en la empresa?
Imagen | gracey

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios