Sigue a Tecnologiapyme

La empresa ve la tecnología como un gasto, no como una inversión


Con muchas empresas más centradas en sobrevivir a la crisis que en otras perspectivas lo cierto es que tengo la sensación de que la empresa ve la tecnología como un gasto, no como una inversión. Si algo he aprendido a lo largo de los años es que no todas las soluciones son igual de válidas para las empresas.

Acertar en la elección de la solución que se va a implantar en nuestra empresa es clave, y esto es aplicable desde el sistema operativo que montamos en los equipos de sobremesa, hasta el switch que nos gestiona la LAN pasando por la solución de movilidad que hemos adoptado o la solución de ERP que nos han recomendado. Al final el objetivo es siempre el mismo. Proporcionar las herramientas necesarias a los empleados de la empresa para que sean lo más productivos posible.

He visto dilapidar recursos comprando componentes tecnológicos en las empresas con proyectos que se iniciaban y que dos años después no estaban obteniendo los resultados esperados y ese mismo proyecto ya intentaba recortar gastos como fuera. Este fallo en la previsión de los recursos tecnológicos acababa por lastrar el proyecto y hacerlo inviable.

La productividad no sólo depende de la tecnología


En una empresa la parte fundamental para funcionar son los recursos humanos. Si parte de nuestro personal llega a un punto en el que no da abasto, no llega a concluir las tareas y se desespera con las pequeñas cuestiones tecnológicas que le hacen trabajar de manera más lenta. Seguro que lo habéis oído alguna vez,

el sistema no nos permite hacer el cambio

Es en estos momentos de sobrecarga de trabajo donde lo que tenemos que buscar es una solución que funcione mejor, que descargue de trabajo a los usuarios y sea más efectiva. Es decir, lo que evitamos es tener que contratar más personas para hacer el mismo trabajo, o tener que pagar horas extras, como dos opciones que podemos tener.

Organización de escritorio

Es en este punto donde la tecnología pasa a ser un ahorro en lugar de un gasto. Otro caso frecuente es el del comercial que tiene la empresa para captar clientes y visitar a los que ya tenemos. Si tiene que pasar cada día por la oficina para realizar un reporte de las visitas, introducir los datos en el CRM, etc. es menos tiempo que está en la calle realizando el trabajo para el que le hemos contratado.

La alternativa más cómoda para él sería poder llamar por teléfono mientras se desplaza de un cliente a alguien de la empresa y que pase todos los datos, pero eso compromete a otra persona. Lo mejor es buscar una alternativa que permita aprovechar los tiempos muertos entre visitas de manera que mientras espero que un cliente me pueda atender completo los datos de la visita del anterior. De esta manera una conexión de datos y un CRM en modelo SaaS por ejemplo supone un ahorro para la empresa.

Seguro que se os ocurren múltiples ejemplos en vuestras empresas, tanto para bien como para mal. Soluciones tecnológicas que han resultado un gasto inútil, puesto que no han mejorado ni nuestra forma de trabajar ni nos han ahorrado trabajo, y por el contrario tenéis otras que han hecho que vuestra empresa pueda ser más competitiva. La tecnología por si mismo no lo resuelve todo.

En Tecnología Pyme | Cómo rechazar la tecnología innecesaria en la Pyme
Imagen | doctor_bob | lufcwls

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios