Tu propio dispositivo en el trabajo te ayuda a ser más productivo

Sigue a

Tu propio dispositivo en el trabajo te ayuda a ser más productivo


Al final lo que se busca en la empresa es poder sacar adelante el máximo de trabajo posible. Para ello lo mejor es poner al alcance de los usuarios las mejores herramientas posibles. En muchos casos, los usuarios tienen mejores herramientas para su uso personal que laboral. Teléfonos móviles, ordenadores portátiles pero también tabletas táctiles que nos ayudan a trabajar mejor. Por eso tu propio dispositivo en el trabajo te ayuda a ser más productivo.

Porque en muchos casos ir al trabajo supone un retroceso tecnológico a diez años atrás. Acceso a Internet limitado, ordenadores de capacidad de hardware muy limitados, teléfonos móviles sin acceso a datos, etc. Y a todas estas los usuarios preguntándose porqué no podemos utilizar el teléfono móvil personal o nuestro propio portátil y acabamos trabajando con herramientas obsoletas en base a un control centralizado que asegure la continuidad del negocio.

Porque este es el meollo del asunto. Abrir la puerta a un sistema heterogéneo implica en muchas ocasiones tener que aceptar que no todo está bajo nuestro control, que no se pueden aplicar las mismas políticas de usuario para un equipo de uso personal que en uno de uso corporativo y que las vulnerabilidades del sistema, la seguridad de los datos, etc. todas estas cuestiones pueden estar comprometidas si no se realiza un uso responsable.

Y al final esto es lo que cuenta. Si abrir la puerta a que cada usuario traiga su propio dispositivo supone que los sistemas de la empresa no van a funcionar de forma adecuada, de nada nos servirá tener mejores dispositivos que ayuden a los usuarios a ser más productivos. Si no se resuelve el problema de la seguridad, si el usuario no tiene la debida formación y entiende que determinados programas no pueden utilizarse en un entorno corporativo será un problema.

Por otra parte como usuario no se si querría llevar mi propio ordenador portátil para trabajar en la empresa. Sobre todo si no existe una compensación adecuada o los gastos corren a cuenta del usuario en lugar de la empresa o por lo menos ser compartido entre ambos. Aunque me siento más cómodo y soy más productivo trabajando desde el mismo, el desgaste de la herramienta, las horas de trabajo harán que su duración sea menor y en ese sentido es necesario compensar al usuario.

Vía | Enrique Dans
En Tecnología Pyme | Aplicaciones personales y profesionales, juntas pero no revueltas
Imagen | Kilian Sanchez

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios