Sigue a Tecnologiapyme

¿Qué son los componentes Hot Swap?


Una de las cuestiones en las que podemos tener dudas a la hora de elegir determinado hardware para nuestros sistemas críticos es si podemos permitirnos parar los sistemas para realizar la sustitución de determinados hardware. Por eso nos interesa saber exactamente ¿qué son los componentes Hot Swap?

Y hablamos de componentes porque existen de más de un tipo, aunque es un término que se aplica de forma común a los discos duros. En realidad cuando hablamos de un componente hot swap nos estamos refiriendo a un componente que podemos sustituir sin tener que parar la máquina y por lo tanto para los usuarios de nuestra empresa el cambio será transparente.

Para poder sustituir un componente en caliente lógicamete este debe ser redundante en el equipo. Por lo general este tipo de dispositivos se instalan en servidores, que son los equipos que si paran afectan a un mayor número de usuarios. Por lo tanto de nada sirve tener la capacidad en el servidor de sustituir la fuente de alimentación en caliente si no disponemos de dos fuentes.

Junto con los discos duros, las fuentes de alimentación son los componentes hot swap más comunes. Todo lo que significa redundancia en un servidor significa que es más caro, por eso tenemos que ver el impacto que tiene una parada del sistema en un día cualquier de nuestros equipos.

Porque por lo general no podemos planificar la sustitución de discos o fuentes de alimentación. Podemos monitorizar los discos y ver si tienen algún sector defectuoso, pero no es sencillo ver cuando van a pasar a mejor vida. Con las fuentes ocurre lo mismo. Lo mejor es tener dos funcionando y si una cae la otra seguirá alimentando el equipo.

Con los discos duros hot swap exiten dos opciones.

  • Tenemos el disco duro de reserva cargado en el RAID de discos del servidor, aunque sin utilizar, de manera que si tenemos un fallo de disco duro automáticamente reconstruye en el disco de reserva el disco dañado y nos manda un aviso del problema para sustituirlo.
  • No tenemos el disco insertado en el servidor pero tenemos la capacidad de sustitución en caliente. Esta es una opción más algo más insegura, porque puede darse un fallo de un segundo disco antes de que hayamos sustituido el anterior y aquí tenemos un serio problema.

Tanto con discos duros como con fuentes de alimentación, si por precio no podemos acceder a la redundancia o no es rentable para las necesidades de nuestra empresa lo que podemos hacer es tener de reserva un disco y una fuente por si en algún momento tenemos que sustituirlo no tener que salir corriendo a buscarlo.

En Tecnología Pyme | Software de redundancia para servidores Linux
Imagen | Tophost

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario