Síguenos

¿Contratamos un seguro para nuestros smartphones o tablets?


Cada día los teléfonos móviles inteligentes o los tablets son más importantes para nuestros negocios, con el problema añadido de que son dispositivos que es fácil dejarse olvidados o que directamente nos los roben. En estos casos el problema va más allá de la pérdida de datos, puesto que afecta a la continuidad de negocio de nuestra empresa. Por eso me pregunto si, ¿debemos contratar un seguro para nuestros smartphones o tablets?.

Los seguros para dispositivos tecnológicos llevan años ofreciéndose como un complemento ante cualquier tipo de percance. Hace unos años se orientaban más hacia los portátiles, dispositivos caros, para los que en muchos casos la empresa no disponía de recambio.


Es fácil perder un móvil si sabes como…

Pero poco a poco la movilidad va dependiendo más de smartphones, y en algunos casos de tablets, que al igual que ocurría en su momento con los portátiles, es complicado sustituirlos de inmediato en las empresas. No hablamos ya de las pérdidas de datos, sino de no poder continuar trabajando con un dispositivo de similares características, que sobre todo, afecta a los terminales de gama más alta.

Porque estos son los más caros de sustituir, no sólo ante una pérdida, sino también ante una avería de hardware o una rotura, de pantalla, que suele ser lo más común. Además del coste de reparación del dispositivo, que en muchos casos no compensa el arreglo, nos vemos un tiempo sin teléfono, lo que puede ser un gran problema.

En teoría, todas estas contingencias son las que cubren los seguros pensados para este tipo de dispositivos. Y digo en teoría, porque como en todo debemos leer muy bien la letra pequeña para saber el tipo de coberturas que hemos contratado, y así evitar sorpresas.

En todo caso, cada empresa debe evaluar si le compensa o no el coste de los mismos. En ocasiones la relación comercial que tiene la empresa con la operadora de comunicaciones les soluciona el problema, puesto que se sustituye el terminal de forma inmediata. En la mayoría de los casos estas cuestiones van asociadas la gasto que tiene nuestra empresa en telecomunicaciones.

Para el caso de autónomos y pequeñas empresas yo si me lo plantearía, por lo menos durante el tiempo que nos dure la permanencia, puesto que si hemos optado por esta cuestión, nos encontramos con una tarifa que tenemos que seguir pagando, un teléfono que no podemos utilizar y la necesidad de adquirir uno nuevo. El gasto puede ser considerable. En todo caso la prudencia y el cuidado debe ser la norma.

En Tecnología Pyme | Contratar seguros para los equipos portátiles
Imagen | njaminjami

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario