Sigue a

Cómo trabaja Windows 8 con varios monitores de forma simultánea


Una de las cuestiones que se han vuelto muy habituales en las empresas es ver en muchos puestos de trabajo varios monitores. Un sistema operativo como Windows 8, que acaba de salir al mercado, tiene que dar una respuesta adecuada a esta situación. Hoy vamos a ver cómo trabaja Windows 8 con varios monitores de forma simultánea.

La nueva interfaz de Windows 8, Modern UI, más pensada para tablets y pantallas pequeñas que para manejarse con un ratón y pantallas de gran tamaño no ayuda, pero se le puede sacar partido para tener más aplicaciones visibles. Además tiene algunas características que nos ayudarán a hacerlo de forma muy sencilla.

La pantalla dividida con dos aplicaciones Modern UI


Pantalla dividida
Las aplicaciones de Windows 8 son una de las grandes novedades del sistema. Pero a la hora de mostrar varias a la vez tenemos un inconveniente, puesto que sólo podemos tener dos aplicaciones con esta interfaz en pantalla. Una ocupará un 80% de la pantalla y la otra tendrá un formato de columna, tanto situada a la derecha como a la izquierda.

Para redimensionar la aplicación basta con estirar de la barra divisora, tanto para que desparezca, como para que la secundaria ocupe más espacio y pase a ser la principal. Esto cuando trabajamos con varias pantallas tiene el inconveniente de que sólo podemos tener aplicaciones Modern UI, las de Windows 8 en una de las pantallas.

Opciones de configuración de la segunda pantalla

Respecto al uso de dos pantallas basta con utilizar un atajo de teclado para que aparezcan las opciones (tecla Windows+ P). Tenemos la opciónes de:

  • Mostrar en la pantalla del equipo, algo que es útil a la hora de preparar una presentación y no queremos mostrar nada en la segunda pantalla hasta que no estemos listos.
  • Duplicar, cuando ya está todo preparado y mostramos en ambas pantallas lo mismo
  • Extender que es la opción más utilizada si trabajamos en un puesto de trabajo con varios monitores de manera tenemos toda la superficie de la pantalla como si fuera una sola.
  • Mostrar en segundo monitor y no en el primer equipo.

Opciones de configuración

Experiencia de trabajo


Lo cierto es que trabajar con varias pantallas en Windows 8 es realmente sencillo. Basta con conectarlas, seleccionar la opción de “Extender” y sólo con coger la aplicación y arrastarla a la pantalla que deseamos será suficiente. Si por cualquier motivo no detecta bien la configuración de la segunda pantalla siempre podemos cofigurarla de forma manual, con las mismas opciones de Windows 7.

En mi caso trabajo con dos monitores distintos, uno tiene 24” y otro 15”. Es el más pequeño en el que utilizo aplicaciones Windows 8, mientras que el grande lo reservo para aplicaciones de escritorio ya que tiene el tamaño perfecto para tener dos hojas de texto o de cálculo abiertas de forma simultánea.

El funcionamiento es realmente bueno, muy fluido. De todas formas tenemos que pensar que esta característica, más como una gran mejora para el trabajo desde un portátil, para hacerlo desde una tablet, donde creo que le sacaremos mucho más partido, tanto a la hora de realizar presentaciones como de trabajar en un puesto de trabajo conectado a otro monitor.

En Tecnología Pyme | Pantalla dividida de Windows 8, ¿mejora o pérdida de la productividad en la empresa?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario